¿Cómo elegir las mejores calderas domésticas?

Elegir caldera

Las calderas domésticas son dispositivos que sirven para calentar agua en cualquier edificio, de manera que al abrir un grifo de agua caliente o al encender un radiador, obtengamos el efecto deseado.

Funcionan mediante un combustible, que puede ser gas, gasóleo o electricidad, mediante el cual es capaz de calentar agua como fluido calor-portador y distribuir el agua caliente sanitaria a radiadores y grifos a través de tuberías.

A la hora de escoger cuáles son las mejores calderas domésticas para nuestro hogar, debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • El tipo de calderas domésticas– Hay tres tipos de calderas domésticas: atmosféricas, Bajo NOx y de condensación. En 2010 entró en vigor una normativa que prohíbe la instalación de calderas atmosféricas porque sólo se pueden instalar calderas domésticas que expulsen un nivel bajo de sustancias contaminantes. Este requisito lo cumplen las calderas de Bajo NOx (baja emisión de óxidos de nitrógeno) y las calderas de condensación. Las de condensación ahorran más combustible y son más eficientes, por lo que son las más recomendadas si quieres comprar las mejores calderas domésticas.
  • La cantidad de potencia – Habitualmente, los expertos calculan que por cada m2 necesitarás, de media, 150 W. En general, las compañías trabajan con tres tipos de potencias: 23-25kW, 28-29kW, 33-35kW.
  • La cantidad de agua – Dependiendo del número de baños que tengas, las personas que habiten en la casa y el clima de tu región, necesitarás una cantidad de agua u otra. Por ejemplo, si es normal que se consuma en un mismo momento agua caliente en dos baños, precisarás de calderas domésticas que generen al menos 15 litros por minuto. Las calderas instántaneas más potentes son capaces de calentar un mayor caudal de agua, para satisfacer la demanda de dos baños a la vez.
  • La marca – Si quieres comprar las mejores calderas domésticas, deberás apostar por las primeras marcas porque son las que desarrollan la tecnología, diseñan y fabrican los equipos. De esta forma, al tener presencia en España puedes acceder más fácilmente a sus servicios técnicos y su atención posventa. Según un estudio, aunque escoger una de las primeras marcas en cuanto a calderas domésticas puede suponer un coste adicional de 25 euros al año, pero evita que tengas problemas a largo plazo e incrementa la vida útil de las calderas domésticas que pueden superar los diez años, siendo mucho más rentables a largo plazo que las de otras marcas.

Para asegurarte que tu elección es la más adecuada para tus necesidades, es conveniente que consultes con un profesional en calderas domésticas que conozca tus circunstancias pero también qué puede ofrecerte cada modelo. De esta manera, comprarás la caldera doméstica perfecta para tu hogar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *